Saltar al contenido

¿Qué estudia la Heráldica?

que estudia la heraldica

En este post vamos a conocer más sobre esta disciplina que recientemente ha sido considerada una ciencia. Vamos a definir qué es la heráldica, qué estudia la herládica, y su origen.

¿Qué es heráldica?

La heráldica es conocida como la ciencia del blasón. Se considera a la heráldica como un campo de expresión artística. Recientemente la heráldica ha sido admitida dentro de las ciencias de la historia.

Blasón se define como el arte que explica los símbolos de los escudos de cada linaje, pueblo, ciudad o persona.

¿Qué estudia la heráldica?

La heráldica es una ciencia que se encarga de estudiar todos los elementos y aspectos relevantes al respecto de los códigos o signos presentes en los escudos de armas. Así, esta disciplina se encarga de interpretar estos elementos con la finalidad de hacerse con una identidad que estaría determinada por los códigos que se encuentren en las armas.

Debido a su práctica, es considerada también una forma de expresión artística, por lo tanto, forma parte de las tradiciones de muchas poblaciones. Ello hace que esta práctica se encuentre atada a la identificación de distintos grupos o familias, dado que a través de sus estudios, es posible llegar a una clasificación al respecto de su identidad.

Otras sociedades, en el pasado, se valieron de esta ciencia para poder identificar personas, familias, linajes y grupos étnicos particulares, convirtiéndola en una herramienta importante para sostener el orden en muchos grupos.

Origen de la heráldica

 Existen diversas teorías al respecto de su origen, puesto que se tiene certeza de ciertas referencias que han permitido sistematizar una línea de acontecimientos que darían lugar al nacimiento de la heráldica, sin embargo, no han sido suficientes como para elaborar una línea coherente para explicar la historia y origen de la misma.

En ese sentido, una de las referencias históricas más sustentadas al respecto del origen de la heráldica se remonta en el siglo X, momento a partir del cual en diversas ciudades de Europa se comienzan a presentar prácticas en las cuales diversas familias se adjuntaban de elementos que permitiesen identificarlos como miembros de la misma.

En consecuencia, el crecimiento de esta tradición, la cual comenzó a convertirse en una necesidad, definiría también el desarrollo potencial de la heráldica, pasando así de ser una ciencia exclusiva y única de pocos¸ a convertirse en una práctica auxiliar que permitiría realizar distintos análisis inclusive históricos.

De esta manera, la heráldica permitía tener cuenta de cuáles serían los distintos grupos que se presentasen en un determinado lugar, logrando distinguir a cada individuo a partir de los elementos pictóricos presentes en sus armas.

Cabe destacar que el primer intento de poder identificar a los individuos de una sociedad a partir de un dato único se presenta en Roma, lugar en el cual se da a los primeros apellidos que permitirían segmentar a los miembros de una familia gracias a la designación de su apellido.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *